Crisis en la familia, crisis en la pareja
Roberto Losso, Ana Packciarz Losso

Introducción
La palabra crisis proviene del latín crisis, y ésta a su vez del griego krisis, decisión. Krino es yo decido, juzgo (Corominas, 1973). En el siglo XVIII se comenzó a usar para referirse a la evolución de las enfermedades infecciosas (en la era pre-antibiótica), un momento en que se producía la mejoría o bien un agravamiento, que podía llegar incluso a la muerte. Asimismo se fue aplicando a situaciones que implican un cambio más o menos brusco y de salida incierta. Así se habla de crisis vitales, vocacionales, religiosas, políticas, económicas, sociales, crisis de gobierno, etcétera. Y también de crisis familiares y de pareja.

Leer todo el artículo

Si te ha parecido interesante podrías compartirlo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin